San Mons. Rómulo Romero

Pironio el amigo fiel y el confidente durante las tensas visitas de Monseñor Romero al Vaticano” “¡Ánimo Romero! … lo peor que puedes hacer es desanimarte