Hacia el centenario del Cardenal Eduardo Pironio (Programa completo)

En camino a la celebración del centenario del nacimiento del Siervo de Dios Eduardo Francisco Pironio, presentamos el programa de actividades que realizaremos hasta el 3 de diciembre próximo para recordar su vida, sus enseñanzas, su ministerio pastoral y compartir testimonios de quienes lo conocieron.

Todas las propuestas son de acceso libre y gratuito y podrán seguirse a través de las redes sociales de los organizadores.

¡Te esperamos!

#100CardenalPironio 


PROGRAMA

Octubre | 3

> Peregrinación virtual a Luján

Acompañamiento a peregrinos con reflexiones del Cardenal Eduardo Pironio.  

Guía disponible en https://bit.ly/3naaJYt

> Pironio y los laicos

20 hs. Conversatorio con el P. Pablo Etchepareborda.



Octubre | 8

> La Acción Católica recuerda a Pironio.

Misa virtual. Organiza AC de Avellaneda-Lanús.



Octubre | 10

> Conversatorio “Pironio y los Jóvenes”

Pistas para amar nuestros tiempos. Descubrí a Pironio, “influencer de Francisco”. 




Octubre | 15

> Jueves de Pironio

Inicia ciclo de siete encuentros virtuales.

Organiza Iglesia de Mar del Plata




Octubre | 19

> Conversatorio “Pironio en la Iglesia universal y latinoamericana.

Cico organizado por la UCA.

18.30 hs por www.uca.edu.ar/icuvivo.


Noviembre | 2

> Ciudadano Ilustre

Acto cultural en la ciudad de 9 de julio. El Cardenal Pironio será declarado Ciudadano Ilustre.


Noviembre | 4

> Huellas de un Pastor en la Iglesia diocesana.

Testimonios sobre el Cardenal Pironio como pastor en Argentina.




Noviembre | 24

“He querido mucho a la Acción Católica”.

> El Cardenal Pironio en el camino de los laicos de Acción Católica.



Diciembre | 1 al 3

> Triduo de preparación hacia el centenario del nacimiento del Cardenal Pironio.

Organiza Iglesia de Mar del Plata




Diciembre | 3

> Misa de Acción de Gracias

8.00 hs. Desde la Catedral de Mar del Plata.

> Misa de Acción Gracias en el centenario del nacimiento del Cardenal Eduardo Pironio.

Celebración en la Catedral de 9 de Julio, su ciudad natal.


El programa se completará con flyers, entrevistas, podcast que, en comunión, difundiremos por todas las redes de los equipos abocados a la tarea de celebración del Centenario del Cardenal.

Con el corazón, hacia el Santuario de Luján

En este Año Mariano, queremos acompañar a quienes peregrinan a Luján y a todo Santuario dedicado a nuestra Madre, con reflexiones de nuestro querido Cardenal Eduardo Pironio.

Para los que peregrinan a Luján, y para todo el que peregrina a un Santuario Mariano de nuestra querida Argentina, en el año del IV Congreso Mariano Nacional, queremos acompañarlos con el pensamiento del Siervo de Dios, Cardenal Eduardo Francisco Pironio, sacerdote argentino, pastor de la Iglesia latinoamericana y universal, promotor de las Jornadas Mundiales de la Juventud, iniciadas por el Papa San Juan Pablo II, del que celebraremos el 3 de diciembre 2020 el centenario de su nacimiento.

Un monje, de los mismos pagos[1] que el Cardenal Eduardo dice” El peregrino es alguien que busca. Se pone en camino detrás de una esperanza. Cree que hay para él un lugar en el mundo. Y lo busca, aún sin saber bien qué es lo que lo empuja. O lo atrae…Es un hombre, una mujer que ama la vida y quiere vivirla con un para qué. Al ponerse en camino se expone a que el Dios de la vida le cambie el para qué de su existencia. Es un riesgo que a la vez que lo desea, quizás también le teme. Por eso busca unirse a otros, para corajear”.

Hoy caminamos juntos, hacia María, buscando el coraje de la fraternidad para superar estos tiempos difíciles, del país y de la humanidad. ¡Todos en la misma barca! ¡Con la valentía de ser mejores!

Descargá el material clickeando sobre la imagen 👇


[1] Nueve de Julio. Fray Mamerto Menapace.

En Luján, Recordamos al Cardenal Pironio

El domingo 2 de febrero  celebramos en la Basílica de Luján, la Misa en recuerdo del Cardenal Eduardo Francisco Pironio, cuyo fallecimiento ha sido el 5 de febrero de 1998, en la Ciudad del Vaticano, en este año particularmente la celebración dio comienzo a las actividades conmemorativas del centenario de su nacimiento que era el 3 de diciembre.

Desde hace muchos años, la Acción Católica Argentina, da gracias en este día por el don de la vida de su querido Asesor General y pide la gracia de su pronta beatificación. En esta oportunidad, la celebración Eucarística fue presidida por el  presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, acompañado por monseñor Carlos Malfa, obispo de Chascomús y secretario general del Episcopado; monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes – Luján; monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo – Moreno; monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata; monseñor José María Baliña, obispo auxiliar de Buenos Aires; y varios sacerdotes.

En un marco de profunda fe mariana, gran cantidad de peregrinos tuvieron la oportunidad de escuchar acerca de la vida del padre Eduardo y de su paso en la Iglesia argentina, latinoamericana y universal como pastor sencillo, cercano y fiel. Estuvieron presentes en la celebración los ex embajadores ante la Santa Sede, Carlos Custer y Vicente Espeche Girl, la vicepostuladora de la causa Prof. Beatriz Buzzetti Tompson, el presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz  Ing. Emilio Inzaurraga, la vicepresidente nacional de la Acción Católica Argentina Lic. Claudia Carbajal, numerosos dirigentes nacionales, diocesanos, miembros de la Acción Católica entre los que cabe destacar a la Arquidiócesis de Mercedes Lujan y Diócesis Nueve de Julio, tan cercana al afecto y a la vida del Cardenal.

Al finalizar la ceremonia y luego que,  Mons. Malfa explicara los avances de la causa de beatificación en su fase romana,  los jóvenes de Acción Católica de Mercedes-Luján, los familiares del cardenal Pironio y la familia  marplatense cuyo presunto milagro está presentado en la causa, colocaron una ofrenda floral en la tumba donde descansan sus restos.

La Conferencia Episcopal Argentina confió a la Acción Católica Argentina organizar la conmemoración eclesial del centenario , tarea que fue  asumida en comunión con el Deplai, el Instituto Card. Pironio de la Pastoral de Juventud, la Universidad Católica Argentina (UCA) y CLADeES (Centro Latinoamericano de Evangelización Social), entre otros. Próximamente iremos publicando los diversos actos que completaran este programa oficial.

Misa en la Basílica de Luján

Una vez más la Basílica de Luján fue el lugar para encontrarnos a dar gracias por la vida del Cardenal Eduardo Francisco Pironio y orar juntos por su pronta beatificación a 21 años de su Pascua.

La Eucaristía de este domingo presidida por Mons.  Ariel Torrado Mosconi, Obispo de Nueve de Julio-ciudad natal del padre Eduardo-y concelebrada por Mons. Carlos Malfa, Obispo de Chascomus y Secretario de la  Conferencia Episcopal Argentina, reunió a los pies de nuestra Madre de Luján,  a un gran número de personas que junto a miles de peregrinos, recordaron la vida del Cardenal y la vigencia de su reflexión pastoral y teológica a 21 años de su partida en la Misa, que como recordó Mons. Ariel, la Acción Católica Argentina realiza cada año para pedir por la causa de su  beatificación y dar gracias por su vida de pastor al servicio de la Iglesia en los diversos lugares donde llevó a cabo con fidelidad su entrega generosa a nivel local, latinoamericano y universal.

El Obispo de Nueve Julio, en su homilía, puso tres focos – como lo hacía el Cardenal- para resaltar tres aspectos que Pironio testimonió en su vida-la profecía, la civilización del  amor, los tiempos difíciles-invitándonos especialmente en los tiempos que atravesamos en la Argentina, en Latinoémerica  y el mundo, a releer la “Meditación para tiempos difíciles “-tiempo de cruz y de esperanza- que escribiera el padre Eduardo.

Estuvieron presentes numerosos amigos, allegados, familiares del Cardenal, junto al presidente nacional de la Acción Católica Argentina-Rafael Corso, la vicepresidenta 1º  nacional Claudia Carbajal , el tesorero nacional Nestor Caruso, la secretaria del Consejo Nacional Soledad Taglianetti y miembros del Consejo Nacional. La celebración contó con la participación de la Profesora Beatriz Buzzetti Thomson- vicepostuladora en la fase diocesanna-, Emilio Inzaurraga-presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, Daniel Martini-Director del Deplai-Mons Joaquín Mariano Sucunza, obispo auxiliar de Buenos Aires y numerosos dirigentes de la Acción Católica de diversas diócesis, especialmente los jóvenes de Mercedes-Luján  que animaron los cantos y guiaron la misa.

No estuvo ausente en el recuerdo el cariño del Cardenal por la juventud y el recuerdo de su “inspiración” para llevar adelante la Jornadas Mundial de la Juventud para testimoniar la fe joven en la Iglesia, que junto a San Juan Pablo II pusieron en marcha y siguen constituyendo a más de 35 años un punto de encuentro para los jóvenes catolicos del mundo, como lo fue recientemente en Panamá.

La celebración cerró  con una oración en la tumba que guarda los resto del Cardenal Eduardo , que descansan a los pies del altar del Sagrado Corazón en la Basilica, donde Moms Carlos Malfa pidió rezar con fe y constancia para pedir la gracia de la pronta beatificación del padre Eduardo.

Homilía completa de Mons. Ariel Torrado Mosconi

EDUARDO PIRONIO: PROFETA DE LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR EN TIEMPOS DIFÍCILES

Homilía del Obispo de Santo Domingo en Nueve de Julio, en la Eucaristía de sufragio por el cardenal Eduardo Francisco Pironio,

en la Basílica de Luján el domingo 3 de febrero de 2019

(Jr 1,4-5.17-19; Sal 70,1-4a. 5-6b. 15a-17; I Cor 12,31-13,13; Lc 4,21-30)

¡Las lecturas de la Palabra de Dios que se acaban de proclamar son verdaderamente providenciales! Efectivamente, bien las podemos referir a la vida de nuestro cardenal Pironio e iluminan las nuestras, proponiéndolo como un testimonio de quien las encarnó cabalmente en su propia existencia de cristiano y sacerdote. El libro de Jeremías y el evangelio de Lucas nos presentan y delinean la figura del profeta como enviado para ser voz y mensajero de Dios en situaciones y a circunstancias en la cuales encontrará resistencia, indiferencia o rechazo. La segunda carta a los corintios nos hace resonar una vez más el “himno a la caridad” poniendo de manifiesto aquello que es la entraña, esencia y novedad de la vida cristiana.

Permítanme aplicar la riqueza de estos textos sagrados a la figura de Eduardo Francisco Pironio en tres puntos (¡Quienes lo conocieron o lo leen, saben cuánto le gustaba a él esto de los “tres puntos” en sus predicaciones o coloquios!): el profeta, la civilización del amor y los tiempos difíciles.

Profeta

Vengo de la ciudad y diócesis de Nueve de Julio, en donde el siervo de Dios recibió las aguas bautismales en las cuales fue ungido -al igual que cada uno de nosotros- “profeta, sacerdote y rey”. Esta “veta bautismal” está muy presente en su teología, espiritualidad y predicación. ¡La cuna y la pila bautismal están, ciertamente, en el origen de cada una de las actitudes y gestos de Pironio!

El cardenal Pironio, abrevando y arraigado perseverante y fuertemente en la tradición bíblica, fue sin lugar a dudas, un profeta de nuestro tiempo. Así lo reconocen personas de muy diferentes ámbitos y se pone de manifiesto tanto en su acción pastoral como en sus escritos. Hombre de atenta escucha y de silencio contemplativo, siempre se concibió como enviado y mensajero. Antes de hablar, escuchaba. Más que liderar, gustaba de aconsejar. Antes que protagonizar, prefería animar y confortar. En vez de mandar, optaba por servir. Y, sin embargo, aún hoy sigue siendo para nosotros guía, modelo y testimonio. Su palabra, dicha o escrita, sigue siendo luminosa, lúcida, clara, positivamente motivadora e impulsora de un camino eclesial adecuado para estos tiempos.

Su “teología de la pascua” y su amor probado a la cruz, lo sostuvieron en los momentos de oscuridad, incomprensión y dificultades tanto en la sociedad como en la Iglesia. Y esto lo hizo capaz, además, para comprender, consolar y orientar a tantas personas en la misma situación. ¡La palabra de Pironio siempre confortaba y animaba! Los anatemas no eran lo suyo…

Civilización de amor

Ésta inspirada intuición y propuesta de los santos papas Pablo VI y Juan Pablo II a la Iglesia y a la humanidad toda -y que no es otra cosa que una formulación actualizada del Evangelio eterno- encontraron en el teólogo y el predicador Pironio a uno de sus más convencidos y entusiastas difusores. ¿Qué más necesita y qué más anhela, aún sin darse cuenta, un ser humano? ¿Cuál sería la respuesta y el remedio cierto y definitivo a los males de la humanidad? Ciertamente es el amor. Y esa es la síntesis del Evangelio, el “mandamiento nuevo” del Señor Jesucristo. ¡Por favor hagamos que esta “civilización del amor” no termine siendo una frase caída en el olvido sino el auténtico relato y propuesta cristiana a la realidad del mundo de hoy!

Aquí desearía hacer notar la importancia que tuvo para la gestación de la personalidad de nuestro siervo de Dios su familia “sencilla y cristiana”, como él mismo la caracterizaba. La mayoría de nosotros conoce aquellas circunstancias notables que rodearon su venida al mundo. Ante el consejo médico de que no tuviera más hijos, luego de un primer embarazo complicado, doña Enriqueta tuvo otros 22 embarazos. En nuestro lenguaje coloquial de hoy diríamos: ¡La madre de Eduardo Francisco se jugó por la vida! En este sentido bien podemos decir que la “civilización del amor” se  define en la familia. Ahí está su quicio. Ser amados capacita para el amor. Y esta primera experiencia básica, fundamental y necesaria para todo ser humano -lo sabemos, aunque se pretende que lo olvidemos- tiene lugar en la familia. Bien podemos ver en el hogar de “los Pironio” -como decimos allá en el campo- el Nazaret en el cual se sembró la semilla de la fe, se fueron cultivando unos valores cristianos profundamente humanizadores y se forjó una personalidad sencilla y exquisita a la vez.

Tiempos difíciles

Muchos conocerán aquél célebre texto “Meditación para tiempos difíciles” escrito por el entonces obispo monseñor Pironio en momentos de confusión y desunión en la Iglesia como de violencia en Argentina y América latina. Allí nos enseña que ante las crisis y dificultades no hay que negarlas ni desesperar, sino renovar la confianza en Dios. Recomiendo vivamente su lectura. Impresiona el agudo realismo así como la esperanza que rezuma el escrito. Uno no puede menos que pensar en esta hora actual y darse cuenta de lo provechoso que es volver sobre él para que nos guíe, anime y ayude en estos momentos de divisiones y corrupción, de miseria y pecado. Su llamado a una actitud de pobreza interior y contemplación, como modo de rechazar la violencia y comprender verdaderamente la realidad, su invitación a vivir en “clave pascual” pasando por la cruz, porque allí hay un fecundidad misteriosa que renueva a las personas y a las sociedades, son la posibilidad de reavivar la esperanza de los creyentes tan desencantados, pesimistas, apocados y paralizados de estos tiempos. ¡Volvamos sobre sus palabras: nos ayudarán a “no achicarnos”, despertándonos, poniéndonos de pié y “manos a la obra” para mejorar nuestro mundo. Al cardenal Pironio se lo llama, no sin razón, “profeta de la esperanza” porque la cultivó en el silencio de la oración, la predicó insistente y apasionadamente, y, sobre todo, dio testimonio de ella en cada una de las “cruces” de su vida. Imitémoslo. ¡Los “tiempos difíciles” son tiempo “de” y “para” la esperanza!

Permítanme una última consideración de “tiempo y lugar”: hoy y aquí se dan cita realidades muy valiosas e importantes para nuestra vida de fe, hasta -diría- sugestivas y entrañables. Estamos en la casa de María de Luján, hogar de la fe sencilla del inmenso y variado pueblo santo de Dios que peregrina en nuestra nación argentina, aquí yace el cuerpo de nuestro querido siervo de Dios Eduardo Francisco Pironio, nos congregamos en la conmemoración del día de su “pascua”, en una hora especial de la patria y de la Iglesia. ¡Cómo no invocar a Nuestra Señora de Luján, madre de esperanza! ¡Ruega por nosotros santa Madre de Dios: para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo! (El Cardenal compuso bellísimas oraciones a María en las cuales la invoca como Virgen, Madre o Señora de la Esperanza, también se las recomiendo).

Pironio fue un profeta de la civilización del amor en tiempos difíciles predicando y testimoniando la esperanza. Cabe, y es necesario, que nosotros también continuemos esta estela, esta huella, que nos marcó. ¡Y que no es otro que el camino de Jesucristo a través de la Iglesia! Nuestro querido Cardenal fue hombre de diálogo, unidad y paz, positivo, optimista y alegre, simple, sencillo y pobre. Conductas, actitudes y valores tanto más necesarios como faltantes están en nuestra época. ¡Como dice la misma Sagrada Escritura refiriéndose a los buenos pastores: “reflexionando sobre su vida, imiten su fe” (Cfr. Hb.13, 7)! Así sea.

+Ariel Torrado Mosconi

Obispo de Santo Domingo en Nueve de Julio

¡Hicimos memoria agreadecida!

Pironio 20 años | “Un profeta de la Iglesia argentina y latinoamericana”

En el Año de la Memoria Agradecida por la vida y ministerio del Siervo de Dios cardenal Eduardo Francisco Pironio, y a veinte años de su fallecimiento, la Acción Católica Argentina y el Departamento de Laicos de la Conferencia Episcopal Argentina (DEPLAI) recordaron su figura, a 20 años de su fallecimiento, como “un profeta de esperanza”, destacando su trascendencia y servicio a la Iglesia, durante un acto realizado en el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Durante el homenaje, el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Vicente Ojea, expuso sobre la personalidad, obra y trascendencia del cardenal Pironio. El prelado disertó en el marco del panel que integró junto con la profesora Beatriz Buzzetti Thomson, vicepostuladora de la fase diocesana de la causa de beatificación del purpurado, y monseñor Carlos Azpiroz Costa OP, arzobispo de Bahía Blanca y presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada.

Participaron del acto el obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi; el encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica, monseñor Vincenzo Turturro; el padre Aníbal Fosbery OP, fundador de Fasta; el sacerdote chileno José María Arnaiz, monseñor Antonio Aloisio, los presbíteros Enrique Saguier Fonrouge y su hermano el padre Alberto Saguier Fonrouge OP, entre otros sacerdotes y religiosos.

Asistieron también el secretariado de Culto de la Nación, Santiago de Estrada; el exembajador argentino ante la Santa Sede Carlos Custer; el Procurador General de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Astarloa, y el legislador porteño Eduardo Santamarina, entre otras autoridades.

Además, estuvieron los expresidentes de la ACA Alejandro Madero (h) y Emilio Inzaurraga, así como distintos dirigentes y exdirigentes de la institución laical. Otros de los presentes fueron los periodistas José Ignacio López, Marta Noce y Jorge Rouillon; Eduardo Woites, administrador de la agencia AICA, y el escritor Rubén Tizziani, quien colaboró en el libro del periodista Bartolomé de Vedia sobre el cardenal Pironio.

Celebramos la Misa en recuerdo del Cardenal

En el 20ª aniversario de su fallecimiento

El domingo 4 de febrero a las 11, en el  Santuario de Nuestra Señora de Luján, se concelebró la Santa Misa en recuerdo y homenaje al siervo de Dios cardenal Eduardo Francisco Pironio, en el vigésimo aniversario de su fallecimiento. La Eucaristía fue  presidida por Mons. Mons. Santiago Olivera- Obispo castrense-, junto a el obispo auxiliar  de Mercedes-Luján Jorge Eduardo Schering, Mons. Ariel Torrado Mosconi –Obispo de Nueve de Julio, Mons. Fernando Maleti –Obispo de Merlo Moreno- y varios sacerdotes.

La Acción Católica Argentina y el  Deplai convocaron  a esta celebración anual, dando comienzo al Año de Memoria agradecida  por la vida del Cardenal Pironio quien ha dejado huellas indelebles en la Iglesia argentina, latinoamericana y universal. Este año tiene como objetivo mantener viva y actualizada la figura del Cardenal en medio del proceso de beatificación, y durante él se realizaran numerosas acciones en su recuerdo, comenzando por la presentación oficial de la página web que recorre distintos momentos en la vida del padre Eduardo, sus escritos, la marcha de la causa y las noticias de las actividades que se irá promoviendo.

Mons. Olivera que presidió la Santa Misa destacó en la homilía  la figura del Cardenal y sus enseñanzas, sobre todo para este momento de nuestra Patria. Se leyó también durante la ceremonia, el mensaje de Mons. Oscar Ojea-Obispo de San Isidro y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, que no pudiendo estar presente, dado que se encuentra en Roma para la visita al Santo Padre, envió su fraterno saludo y el recuerdo emotivo sobre el Cardenal en sus años de seminarista.

Asistieron a la Misa el presidente de la Acción Católica Argentina Rafael Corso, el presidente del Deplai Daniel Martini, el presidente de la Comisión Nacional de Justicia y Paz Emilio Inzaurraga,  Beatriz Buzzetti que fuera vice postuladora de la Causa en su fase diocesana. Se encontraban presentes el Sr. Emb Santiago de  Estrada- Secretario de Culto de la Nación, el Sr. Carlos Custer que fue  embajador ante la Santa Sede, numerosos dirigentes nacionales y diocesanos de la Acción Católica y de diversos organismos pastorales,  amigos y familiares del Cardenal. Estos últimos, en representación de todos, colocaron una ofrenda florar en la tumba donde descansan sus resto en la esperanza cierta de la Resurrección.

El cardenal Pironio nació el 3 de diciembre de 1920 en 9 de Julio, provincia de Buenos Aires, y falleció en la ciudad del Vaticano el 5 de febrero de 1998.  Luego de su destacada acción pastoral en la Argentina y en América Latina, a través del CELAM, se desempeñó como prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (de 1976 a 1984) y, a continuación,  como presidente del Pontificio Consejo para los Laicos (1984-1996).  Sus restos descansan en el altar lateral de la Basílica de Nuestra Señora de Luján.

Prensa  ACA

MFC-Adhiere al año en memoria agradecida por el querido Cardenal


Al Director del DEPLAI

Señor Daniel Martini

PRESENTE

 

Estimados hermanos:

Hemos recibido la nota referida al “Año de memoria agradecida por la vida de Cardenal Pironio”, a quien tuvimos el honor de conocer y tratar, tomando no pocas veces sus reflexiones como tema de muchas reuniones.

Organizaremos, seguramente una actividad para difundir su vida y su servicio pastoral, a través de nuestra web y boletín nacional (que se distribuye también en latinoamérica), teniéndolo también presente en nuestras oraciones a través de la “Cadena Nacional de Oración del MFC”.

Cuando nos hagan llegar el programa completo de actividades, también lo daremos a conocer a todos los miembros del MFC para que participen desde sus diócesis, de acuerdo a las posibilidades según la distancia.

La manera de comunicarse con nosotros por este tema es vía mail o al teléfono(lunes – martes – jueves de 10 a 16) que figuran al pie de la presente

Los saludamos afectuosamente invocando el amparo de la Sagrada Familia de Nazareth.

 

Margarita y Héctor Lana

Presidentes Nacionales

Movimiento Familiar Cristiano en la Argentina

/https://www.mfcarg.org/cardenal-pironio/

Diócesis de Nueve de Julio- Adhesión al año Memoria Agradecida

Con motivo de cumplirse el próximo 5 de febrero los veinte años de la partida del cardenal Eduardo Francisco Pironio el Departamento de Laicos de la Conferencia Episcopal Argentina y la Acción Católica Argentina propusieron dedicar un año para hacer “memoria agradecida” por la vida de este buen pastor e insigne purpurado.

La diócesis de Nueve de Julio, en cuya ciudad nació, adhirió a estas iniciativas programando y promoviendo una serie de eventos y actividades que se irán realizando en la diócesis.

Se conmemorarán  las fechas más significativas de su vida como son el nacimiento y fallecimiento, ordenaciones, etc. con la celebración de la Misa y actos conmemorativo a los que serán invitadas personalidades ligadas a su existencia o estudiosos de algún aspecto de su ministerio.

Asimismo se realizarán charlas, concursos y otras actividades tendientes a hacer conocer su figura a las jóvenes generaciones y rescatar su herencia de fe, espiritual y pastoral que mucho tiene para decir a nuestra Iglesia y sociedad actual.
Cronograma de actividades
1. Lunes 5 de febrero 

  • 8,00 hs  Misa en el Carmelo pidiendo por la beatificación como se viene haciendo cada día 5 de cada mes.
  •  20,30 en la capilla de la casa natal cita en Av. Cardenal Pironio 1111 tendrá lugar la apertura solemne del año piro-niano con una celebración solemne de las Vísperas y un momento de adoración eucarística.
  • 8,30 a 20, 00. En el Centro Vocacional cardenal Pironio por turnos se tendrá Adoración Eucarística 

 A lo largo del año se realizarán las siguientes actividades.

Apertura de una muestra multimedia sobre la vida y obra del cardenal en su casa natal,  Centro Vocacional Cardenal Pironio.

Concurso en las escuelas católicas sobre la vida, historia y escritos del Cardenal Pironio con un premio de participación en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá 2019

Misión popular por los barrios de Nueve de Julio
Conferencias y testimonios a cargo de personalidades que han conocido personalmente al Cardenal

 Encuentros de oración y reflexión sobre la espiritualidad pironiana
Talleres de reflexión sobre los escritos espirituales y pastorales del cardenal Pi-ronio

Retiro espiritual abierto sobre la Virgen, la esperanza y los pobres en la espiri-tualidad del cardenal Pironio